Enfermedades reumáticas y deficiencia de vitaminas B12 y D

A continuación daremos una reseña sobre como afecta a las personas la falta o deficiencia de vitaminas B12 y D en enfermedades reumáticas, vitaminas necesarias como nutrientes esenciales que intervienen en numerosos procesos fisiológicos y su deficiencia puede producir empeoramiento en el tratamiento de enfermedades reumáticas.

La vitamina B12

La vitamina B12 es una vitamina hidrosoluble del grupo B también denominada cobalamina. Su apariencia es cristalina y de color rojo y contiene metal cobalto en su composición estructural.

Se trata de un nutriente cuyas funciones se destacan en la formación de glóbulos rojos, el favorecimiento del crecimiento y la  división celular, la formación de ADN y ARN, formación de la vaina de las fibras nerviosas, como la de la mielina; o el metabolismo del ácido fólico en las células. El adulto promedio debe recibir 2,4 microgramos al día como con la mayoría de vitaminas.

Es importante mencionar que el cuerpo humano no produce esta vitamina, pero se obtiene de diversos alimentos y suplementos. Y es aquí donde radica el problema ya que las personas no consumen la suficiente vitamina que necesitan, ademas en otras personas, su organismo no puede absorber lo suficiente, así la ingiera de cualquier manera. Y esto es muy común especialmente en personas de mayor edad. La deficiencia de la vitamina B12 en algunas ocasiones tarda en desarrollarse, y los síntomas aparecen gradualmente y se intensifican con el tiempo.

Sintomas

Entre los síntomas más notorios que pueden desarrollarse encontramos los siguientes: Sensaciones de entumecimiento u hormigueo en las manos, piernas y pies.

Dificultad al caminar, así como problemas de equilibrio

Perdida de memoria y debilidad.

En muchas ocasiones estos síntomas pueden confundirse con algún otro tipo de enfermedad, como por ejemplo una enfermedad reumática. Pero con el asesoramiento de un médico especialista (reumatólogo), exámenes de sangre y exámenes físicos es más fácil de confirmar la ausencia de esta vitamina.

La vitamina B12 se encuentra naturalmente presente en una gran variedad de alimentos de origen animal y alimentos fortificados con vitamina B12 agregada. Es importante mencionar que los alimentos de tipo vegetal no contienen este tipo de vitamina a no ser de que sean fortificados. El hígado de res y las almejas son los principales alimentos que la contienen, así como pescado, pollo carnes rojas y lácteos. Además los cereales en el desayuno y huevos son una buena fuente de esta vitamina.

La vitamina D

En cuanto a la vitamina D, es bien conocido que desarrolla un papel esencial en la regulación del sistema inmune y su deficiencia está relacionada con la presencia de inflamación y autoinmunidad en el organismo. La vitamina D es un esencial para la salud de los huesos y el funcionamiento del sistema inmune y nervioso, entre otros. El déficit de esta vitamina es asociada a una dieta pobre de esta o una insuficiente exposición al sol. Esta vitamina es un micronutriente indispensable para tener una salud óptima. Además es necesaria para que nuestro organismo realice distintas funciones. Entre las funciones más importantes encontramos que la de la vitamina D ayuda al organismo a absorber el calcio, tanto en la sangre como a nivel renal, es por este motivo que es esencial para mantener sanos huesos y dientes.

En las personas adultas, la deficiencia de esta vitamina supone un gran problema, sobre todo en adultos mayores de 65 años. Para sintetizar la vitamina D es necesario que nos expongamos al sol lo suficiente. Obviamente es necesario controlar la exposición al sol, pues esta de manera descontrola puede provocar cáncer de piel o envejecimiento prematuro.

La vitamina D se encuentra presente en una pequeña cantidad de alimentos, como la yema de huevo, el hígado, las ostras y algunos pescados. Pero la gran mayoría de las dietas alimenticias no contienen una cantidad adecuada de esta vitamina.

En cualquier momento de nuestras vidas el consumir este tipo de vitaminas es primordial para mantener una buena salud y evitar un sin numero de enfermedades. Una buena dieta diaria ayuda en gran medida a mantener buenos los niveles de estas vitaminas.

Finalmente

Si desea una mayor información sobre como llevar una dieta balanceada no dude en comunicarse con la clínica del Doctor Carlos Ochoa especialista en enfermedades reumáticas, lo invitamos a que pida una cita y podamos medir si existe una deficiencia en alguna de estas vitaminas y aconsejarles una buena dieta o suministrarle estas para suplir su deficiencia. También podrá visitar nuestra pagina www.doctorcarlosochoa.com en la que encontrará un sin numero de artículos sobre dietas ricas en diferentes vitaminas y suplementos alimenticios.

Call Now ButtonLlámanos
LOGO-CARLOS-OCHOA

Suscríbete a nuestro Blog

Únase a nuestra lista de correos para recibir noticias, artículos y demás temas referentes a Reumatología.

Se ha inscrito exitosamente!!!

Share This
Abrir chat