El sol y las enfermedades reumáticas

El sol y las enfermedades reumáticas

El sol y las enfermedades reumáticas

El sol y las enfermedades reumáticas

A continuación veremos cómo el sol y las enfermedades reumáticas están ligados para bien en el tratamiento de alguna de estas enfermedades. Además cómo su exposición prolongada puede llegar a ser perjudicial.

Los pacientes afectados por enfermedades reumáticas en la mayoría de los casos suelen experimentar una mejoría de su estado cuando se presentan días de altas temperaturas. Esto gracias al calor que se genera a través del sol. Caso contrario en días de lluvias o nubosos que impiden mayor luz del sol. Estos se tornan  fríos influyendo en el aumento de dolores articulares.
En primer lugar para las personas con problemas de osteoporosis, es recomendable que aprovechen los días soleados. Ya que, se presenta más radiación ultravioleta dispersa. Además al existir más zonas de la piel expuestas al sol se tiene más capacidad de sintetizar la vitamina D. esta vitamina es fundamental para los huesos y los músculos. El calor del sol favorece la dilatación de los vasos sanguíneos para la relajación del músculo de la pared vascular. También las personas que sufren contracturas musculares en la espalda con el calor del verano suelen mejorar. Caso similar sucede en las personas que sufren de artrosis de la columna vertebral. Todas estas recomendaciones son validas pero tenga en cuenta que el tomar el sol debe hacerse de forma moderada y no exponerse al sol todo el día. Si toma vacaciones en lugares de mucho sol primeramente debe consultar al reumatólogo para evitar cualquier contratiempo.

Lupus

Por ejemplo en  los pacientes que sufren de lupus, los rayos ultravioleta en algunos casos pueden resultar perjudiciales. Sobre todo en los pacientes con lupus eritematoso sistémico. Aquí la radiación solar puede generar brotes de la enfermedad. Así como reacciones que causen síntomas como fiebre, erupciones en la piel, inflamación y dolor en las articulaciones. Este tipo de pacientes no deben tomar el sol y deben aplicarse cremas con factor de protección solar cuando estén expuestas a estar al aire libre.
Es importante mencionar que algunos medicamentos pueden influir con efectos adversos a lesiones en la piel. Debido al estar en contacto de forma directa y prolongada con la luz solar.

Artritis

En pacientes con artritis reumatoide es recomendable tomar el sol por unos 15 minutos. Además exponer partes del cuerpo al sol para aumentar los niveles de vitamina D. Ya que las personas con artritis reumatoide presentan niveles bajos de esta vitamina.
Finalmente es importante que estas recomendaciones de el sol y las enfermedades reumáticas, las tenga muy en cuenta si tiene alguna enfermedad de este tipo. Además consultar al reumatólogo para que el determine el tiempo necesario de exposición solar dependiendo de su enfermedad, o si es el caso evitar la exposición parcial o total al sol.