Ácido hialurónico para diferentes tipos de artrosis

Ácido hialurónico para diferentes tipos de artrosis

Ácido hialurónico para diferentes tipos de artrosis

Ácido hialurónico para diferentes tipos de artrosis

A continuación una breve explicación de la utilización y tratamiento del ácido hialurónico para diferentes tipos de artrosis. 

Cuando tenemos algún tipo de enfermedad que deteriore nuestras articulaciones, es importante acudir a nuestro  reumatólogo. Él decide que tratamiento se debe aplicar o seguir para mejorar nuestra articulación.

En el caso de nuestro artículo, el ácido hialurónico es una sustancia viscosa y elástica. Normalmente es fabricada o producida por una articulación y, además es componente del líquido sinovial. Su principal cualidad es que es elástico, además actúa como un cuerpo que cambia de configuración cuando se deforma. Este tipo de ácido se aplica a nivel articular en los casos en donde se ha perdido el componente cartilaginoso de la articulación. Con esto, además se busca disminuir la carga articular y por ende el dolor ya sea agudo o crónico. La aplicación por consiguiente, alivia el dolor en pacientes que no lo consiguen con medidas no farmacológicas y/o fármacos analgésicos.

Las personas que tienen artrosis se ven afectados por el deterioro de los cartílagos. El cartílago recubre los extremos de los huesos de una articulación. Además, permite que los huesos se deslicen al existir movimiento, actúan como amortiguador.

En la  rodilla, cadera y mano, hay desgaste de el cartílago, además  el líquido sinovial cambia su estado, perdiendo densidad y capacidad de lubricación. En este momento el paciente padece molestos síntomas como dolor intenso crónico y agudo, rigidez y limitación del movimiento de la articulación en mención. El dolor de rodilla, de cadera o mano, debido a la artrosis afecta a cada persona de forma diferente. 

Los síntomas que indican que es hora de recibir un tratamiento en la articulación afectada son:

1. El dolor es fuerte y no podemos realizar determinados movimientos o trabajos, por lo que abandonamos la actividad

2. El dolor no nos permite realizar ningún tipo de ejercicio

Tratamiento del ácido hialurónico para diferentes tipos de artrosis:

Mediante la viscosuplementación, la articulación en mención es infiltrada con ácido hialurónico con el fin de aumentar la lubricación, ayudando a mejorar las propiedades de el líquido sinovial, reduciendo el dolor y mejorando los tipos de de movimiento.

Para un mejor tratamiento o aplicación, se debe realizar una ecografía articular. Esta permite evaluar cual es la mejor área o lugar para tratar de manera más adecuada a una articulación.  Además de poder inyectar y depositar con mayor precisión el ácido hialurónico logrando mayor impacto del tratamiento en mención. Siempre se deben seguir las indicaciones del reumatólogo que nos esté tratando.

Es importante como mencionamos que si percibe algún dolor en la realización de tareas o ejercicios, acuda a la Clínica del Doctor Carlos Ochoa, especialista en artrosis . Contamos con la tecnología y conocimientos para determinar su mejor tratamiento y si es el caso la aplicación de ácido hialurónico en la articulación afectada.