La artritis reumatoide y las carnes rojas

A continuación una breve reseña sobre La artritis reumatoide y las carnes rojas, tema interesante para personas que padecen de esta enfermedad.

Tener una dieta saludable es esencial para cualquier persona, pero si se enfrentan a la artritis y no hay una buena alimentación el exceso de peso puede provocar presión adicional a las articulaciones. Consumir los alimentos apropiados ayudará para mantener el peso adecuado y así mismo no afectar huesos, articulaciones y tejidos.

La artritis reumatoide, produce daños en huesos, tendones, ligamentos y cartílagos. Esto genera rigidez especialmente en los dedos de las manos y puede en ocasiones afectar diversos órganos y sistemas.

Los síntomas son graduales con picos agudos de dolor en puntos específicos. Por esto evitar el estrés y una buena intervención nutricional mejorarán los síntomas.
Las carnes rojas si se consumen frecuentemente, pueden tener efectos negativos en la salud. En especial para pacientes que tienen alguna condición reumática se aconseja reducir carnes rojas y procesadas, pues estás aumentan los síntomas como la inflamación y dolor articular.

Las carnes rojas

Las carnes rojas y procesadas, contienen niveles altos de grasas saturadas, su consumo incrementa entre otras, los niveles de colesterol “malo” y eleva también el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares y artritis reumatoide. Eliminar o en su efecto disminuir las carnes rojas en la dieta generará mejores condiciones.
Es importante tener en cuenta que la alimentación no adecuada, es capaz de alterar la salud de quienes sufre artritis reumatoidea, osteoartritis e inconvenientes en la buena salud de huesos y articulaciones.

Es aconsejable para quienes sufren enfermedades reumatoideas, el consumo aceites Omega 3, principalmente los que provienen de pescados como atún y salmón. La dieta en personas que sufren de osteoartritis, reumatismo, artritis reumatoidea, debe variar. Esta debe iincluir carnes como el pollo sin grasa, alternando con granos como nueces y semillas de lino, comer alimentos ricos en carotenos como zanahoria y calabaza. Además de  frutos secos y miel, aumentar el consumo de frutas, verduras, hortalizas y proteínas vegetales que tienen el mismo valor nutricional de las animales.

Finalmente..

No se debe dejar de lado que la correcta valoración nutricional de la persona, y conocer sus necesidades reales debe ir de la mano de un especialista, para así entender como está afectando la enfermedad y los objetivos a cumplir.
Si se eliminan o disminuye sustancialmente el consumo de las carnes rojas y las carnes procesadas, en enfermedades como la artritis reumatoidea desaparecerán molestias o dolor y la calidad de vida del paciente mejorará.
El seguir estos consejos le ayudará a tener una buena salud articular. Cualquier inquietud no dude en comunicarse con la clínica del Doctor Carlos Ochoa, especialista en enfermedades reumáticas. Tenemos los procedimientos y conceptos necesarios para tratar su tipo de enfermedad.

Call Now ButtonLlámanos
LOGO-CARLOS-OCHOA

Suscríbete a nuestro Blog

Únase a nuestra lista de correos para recibir noticias, artículos y demás temas referentes a Reumatología.

Se ha inscrito exitosamente!!!

Share This
Abrir chat