Cómo convivir con la artrosis

Cómo convivir con la artrosis

Cómo convivir con la artrosis

Cómo convivir con la artrosis

En el presente artículo daremos algunos consejos de cómo convivir con la artrosis, enfermedad reumática que causa varios problemas en la vida diaria de la persona que la padece. Inicialmente para entender la enfermedad podemos decir que todo lo que se utiliza con el tiempo se desgasta y en otros caso se acaba. Este principio lo aplicamos a la artrosis, hablamos del desgaste que sufren los cartílagos de algunas articulaciones.

La artrosis afecta a diferentes partes del cuerpo tales como rodillas, caderas, manos y espalda, principalmente. Algunos tipos de esta enfermedad se pueden evitar, otros no. Pero en todos los casos se puede mejorar la calidad de vida del paciente o frenar el deterioro de la articulación.

La artrosis es una patología reumática que daña el cartílago de las articulaciones del cuerpo.  Los cartílagos son los componentes del esqueleto que se encuentran entre pequeñas uniones entre los huesos. Estos poseen una matriz flexible firme que resiste a las tensiones mecánicas causadas por los movimientos de nuestro cuerpo. Están  protegidos por una cápsula articular, la cual permiten movimiento sin fricción y sin dolor.

Cuando existe desgaste de los cartílagos el dolor siempre aparecerá. El desgaste de los cartílagos que protegen las articulaciones hace que dos huesos desnudos se rocen y es aquí donde el dolor es fuerte.

Cuando padecemos la artrosis debemos seguir una serie de pautas para retardar y dilatar el avance de la enfermedad. Actualmente no hay tratamiento que cure esta patología. 

Entonces para convivir con esta patología debemos seguir con las siguientes recomendaciones al pie de la letra:

No mantener mucho tiempo una postura

Conveniente en las mañanas ducha de agua caliente

Usar compresas de calor o frío en zonas afectadas o con dolor

En lo posible dormir en cama dura

Usar el ascensor y evitar las escaleras.

Cuidar la dieta y evitar tener sobrepeso

Utilizar calzado adecuado, evitar los tacones.

Uso de herramientas y utensilios domésticos apropiados, se recomienda de mangos anchos para no forzar las articulaciones, sobre todo en las manos

El ejercicio moderado, 10 a 20 minutos día es indispensable.

Siga estas recomendaciones y podrá llevar una vida con mejor calidad. Sin embargo es necesario consultar primero al reumatólogo. Si ud cree que tiene esta enfermedad no dude en consultar a la clínica del Doctor Carlos Ochoa, Especialistas en enfermedades articulares.