La tendinitis aquiliana en deportistas

La tendinitis aquiliana en deportistas

La tendinitis aquiliana en deportistas

La tendinitis aquiliana en deportistas

En el siguiente artículo hablaremos sobre la tendinitis aquiliana en deportistas, así como en personas que padecen de ciertas enfermedades reumáticas.

Los tendones corresponden al tejido conectivo del organismo, junto a los tejidos óseo y muscular. Además estos forman parte de la estructura básica de el sistema locomotor de los seres vivos.

Continuando con el tema, la Tendinitis es una lesión del tendón de Aquiles. Se localiza en la parte posterior de la pierna y une los músculos de la pantorrilla, el gemelo y el sóleo, al hueso calcáneo o talón.

La tendinitis está caracterizada por dolor e inflamación en el tendón de Aquiles, así como alrededor de éste. En algunos casos suele presentarse sensibilidad en la región media del tendón. Además se es propenso a eritema o enrojecimiento, crujido, nódulos y calor en la zona afectada.

Es una enfermedad muy común en deportistas, pero como se dijo en un principio también puede presentarse en personas que no practican ninguna actividad física, incluso en pacientes de mayor edad.

Es de vital importancia no confundir una tendinitis que consiste en un proceso inflamatorio con una tendinosis, que consiste en un proceso degenerativo. Ambas enfermedades suceden cuando un tendón ha sido sometido a sobreuso, con lo que puede llegar hasta la ruptura de este.

Las personas que sufren de esta sintomatología tienen problemas de apoyo o de mala alineación de la extremidad inferior. Entre los problemas habituales que favorecen la aparición de la Tendinitis se encuentran los aumentos de pronación del pie e incluso dismetrías de las piernas.

Tratamientos:

Todos los tratamientos de esta enfermedad deben siempre estar bajo supervisión médica. Inicialmente hay que reducir la inflamación. Este manejo consistirá en la combinación de:

Aplicación de frio y hielo. Es recomendable  la terapia con frío en sesiones, repetidas las veces al día que el reumatólogo decida. 

La terapia con frio ayuda a disminuir el dolor y la inflamación, así como a controlar el edema. El frío va a disminuir la circulación sanguínea de la zona.

Para la tendinosas otro tratamiento efectivo y que ayuda en gran medida a la enfermedad es la Terapia con Plasma rico en plaquetas bajo dirección Ecografica.

Toma de Antiinflamatorios

Reposo o disminución de el ejercicio según sea el caso.

Masajes

Estiramientos.

Todos estos métodos deben ser autorizados por el reumatólogo de acuerdo a los exámenes y situaciones encontradas en la enfermedad.

Si siente algún molestia o dolor en su talón, no dude en consultar la Clínica del Doctor Carlos Ochoa. Somos especialistas en el tratamiento  y manejo de enfermedades reumatológicas.

Abrir chat