Este post está dirigido a personas que estén interesadas en el cuidado de las articulaciones, consejos y cuidados para tener en cuenta. Recientemente hemos hablado del daño que causan directamente en las articulaciones enfermedades como la fibromialgia y el virus del chikunguña. Las articulaciones están diseñadas para soportar peso y movilizar nuestro cuerpo. Su cuidado es de vital importancia ya que son las encargadas de la unión entre dos o más huesos. Además permiten el movimiento del sistema locomotor. Estructura que nos permite realizar cualquier tipo de movimiento;  y como ya lo mencionamos,  de amortiguar las fuerzas que inciden en nosotros con el movimiento o cargas externas.

El desempeño de nuestras articulaciones depende del buen estado de nuestros  cartílagos. Este tejido flexible es el encargado de cubrir el extremo de los huesos en cada una de ellas.

Un cartílago sano, facilita el movimiento de nuestras articulaciones. Mientras que uno dañado puede causar dolor y limitación del movimiento.

Si alguno de ustedes ha sido paciente con artrosis, son mucho más propensos a tener lesiones en los cartílagos. Sin embargo todos somos susceptibles a que se generen fallas en ellos. Ya sea por una mala práctica deportiva o algún factor genético.

Para cuidar esta parte de nuestro cuerpo ubicada en múltiples puntos, es muy importante evitar el sobrepeso, una sana alimentación y ejercicio diario.

El cuidado de las articulaciones

Lo principal en el cuidado de las articulaciones está en la actividad física que realicemos. Esta ayuda a fortalecer los músculos y esto a su vez favorece la salud del cartílago articular. Ahora que está tan de moda un estilo de vida fit y saludable es importante no olvidar que vernos bien por fuera no  implica exponer nuestro cuerpo a esfuerzos que no soportamos porque eso finalmente nos llevará a no llevar una rutina sostenible en el tiempo.

Lo más importante a la hora de entrenar es el calentamiento, esto hará que nuestros cartílagos de preparen para el esfuerzo. El peso muerto, la sentadilla libre, bíceps e impacto elevado son los ejercicios más riesgosos para esta zona, por eso previo a su realización fijemos que las primeras series no presenten dolor.

La alerta más evidente de que tenemos una molestia en las articulaciones es su inflamación, señal de que tenemos que tener algunos cuidados:

  • Reducir la carga en las articulaciones afectadas durante nuestras actividades diarias.
  • Conservar una postura adecuada
  • Controlar nuestro peso para reducir el riesgo de artrosis en las rodillas, cadera o espalda,
  • Equilibrar el reposo con actividad
  • No permanecer en una misma postura durante mucho tiempo
  • Distribuir el peso en múltiples articulaciones
  • Usar métodos adecuados para agacharse, levanta cosas, sentarse o ponerse en pie.
  • Use dispositivos de asistencia que le quiten la carga a sus articulaciones. Este paso es tan fácil como abrir las tapas apretadas con máquinas especiales o utilizar lapiceros más gruesos para facilitar su agarre.
  • Administres y sea consciente de las actividades a las que expone sus articulaciones.

Por último recuerde hablar con su médico o visitarnos si ha observado que la molestia en sus articulaciones no disminuye con estos cuidados.

Call Now ButtonLlámanos

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!

Share This
Abrir chat